LAS COMIDAS Y BEBIDAS FAVORITAS DE ESPAÑA Y RUMANÍA


La cocina tradicional española oscila entre el estilo rural y el costero y representa una diversidad fruto de muchas culturas, así como de paisajes y climas. La cocina española está fuertemente influenciada a lo largo de su historia por los pueblos que conquistan su territorio, así como de los pueblos que posteriormente conquista y coloniza. Entre los ingredientes españoles caben destacar los quesos, que son de una gran variedad, fruto de una actividad ganadera milenaria. También destaca en la gastronomía española la gran variedad de vinos que posee, habiendo alcanzado algunas de sus regiones vitivinícolas fama y reconocimiento internacional.

La cocina tradicional rumana es diversa, incluye innumerables costumbres y tradiciones culinarias, platos específicos, junto con costumbres de la intersección de la cultura gastronómica con tradiciones de otros pueblos. Los platos rumanos consisten en verduras, cereales, aceites vegetales, leche, productos lácteos y carne y subproductos cárnicos. Los dulces, tartas, mermeladas tienen un lugar especial en la cocina rumana. La riqueza de las colinas rumanas trae consigo ricas cosechas de uvas y frutas como: manzanas, ciruelas, cerezas, albaricoques, melocotones, cocodrilos, cerezas. Estos suelen acompañar la riqueza de las comidas, especialmente en los días festivos.

Tanto los españoles como los rumanos están orgullosos de sabrosas recetas y licores que sacian la sed y dan paso a las historias. A continuación, le presentamos algunos de ellos.

LAS COMIDAS DE ESPAÑA

  1. PAELLA

Ampliamente aclamado como el plato español más popular y siendo la única comida española entre las 50 mejores del mundo, la paella combina arroz con sabor a azafrán con una amplia gama de ingredientes adicionales. Aunque la paella original se creó en Valencia, donde se elaboraba con arroz valenciano, pollo, conejo, caracoles, judías blancas, habas, judías verdes, ajo, tomate, pimentón, aceite de oliva, sal y azafrán, en la España actual el nombre se usa para denotar todos los platos de arroz preparados en una paellera o paella, la tradicional sartén poco profunda.

  1. TORTILLA DE PATATA

Este es considerado como el plato típico español por excelencia. La tortilla de patatas es un frito hecho de la mezcla de patatas y huevo batido, con o sin cebolla y sal. Es un platillo muy consumido en los restaurantes y bares de las ciudades y los expertos culinarios le atribuyen el éxito, aparte de su sencilla preparación, a la facilidad de conseguir sus ingredientes, además de ser económicos.

  1. GAZPACHO

El gazpacho es una sopa que se consume durante el periodo de verano en España, ya que es un plato frío. Está hecho principalmente de tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajos, aceite de oliva y vinagre. Es un plato tradicional de la gastronomía de España. No sólo es un ejemplo de la saludable dieta mediterránea, también es un plato delicioso.

  1. PATATAS BRAVAS

Quizás la más omnipresente de las tapas, las patatas bravas varían bastante en todo España, pero todas las versiones incluyen trozos de patata frita. Las patatas se cortan en cubitos, se fríen en aceite y se sirven calientes con salsa picante. Si se siente aventurero, siempre puede experimentar agregando una serie de ingredientes adicionales, como chorizo, pollo o pescado frito.

LAS BEBIDAS DE ESPAÑA

  1. VINO

El vino es uno de los productos principales en la economía y gastronomía de España. La cultura vinícola es tan rica que ha situado a España como la primera potencia exportadora de vino a nivel mundial y la tercera en cuestión de producción. El vino acompaña las comidas y los aperitivos y el más bebido es el vino de tipo tinto. El vino es el componente principal de la sangría (la bebida con más demanda por parte de los turistas) y el tinto de verano (mezcla de vino tinto y gaseosa). El vino es uno de los productos principales en la economía y gastronomía de nuestro país.

  1. CERVEZA

La cerveza entre los españoles tiene mucha aceptación y es común beberla acompañada de algún aperitivo. La más consumida es la de tipo Pilsen. Es una bebida típica en España que ha ido ganando aceptación con el paso del tiempo. La cerveza alcanza su mayor consumo durante la temporada de verano en España.

  1. CAVA

El cava es un tipo de vino espumoso que se consigue debido a una segunda fermentación del vino en la botella cerrada. Su consumo aumenta durante los meses de diciembre y enero, durante el periodo de las fiestas navideñas.

  1. SIDRA

La sidra es una bebida tradicional que se obtiene a partir de la fermentación del jugo de manzana. Hay regiones de España, como la región del País Vasco, donde es más ácida y menos dulce que la sidra de origen asturiano. Es común beber sidra haciendo el escanciado, que consiste en verter la bebida de modo que impacte con el borde del vaso y que por unos segundos adquiera características gaseosas.

 

LAS COMIDAS DE RUMANIA

  1. SARMALE    

No hay nada más tradicional que este abundante plato que todos los rumanos adoran. Considerado como el plato nacional de Rumanía y un plato muy popular en toda la cuenca mediterránea, Sarmalele están hechos de carne picada (generalmente cerdo) mezclada con hierbas y arroz y cubiertos con hojas de repollo. Esta deliciosa comida casi siempre se sirve con Mamaliga (polenta) y crema agria y es más popular durante las vacaciones de invierno. También puedes encontrar Sarmale hechos con hojas de parra en lugar de repollo y son igual de deliciosos.

  1. MICI

Producto específico para los Balcanes, pero llevado al nivel del arte en Rumanía, la estrella de todas las barbacoas en Rumanía, Mici es un plato hecho de diferentes combinaciones de carne molida y especias asadas en la barbacoa para un perfecto sabor ahumado. Se sirven de forma sencilla, con bollos y mostaza, pero también con mujdei, ensalada de col, encurtidos, rábano picante o pimientos picantes. Si eres un amante de la carne, ¡definitivamente deberías probar estos Rollos de carne a la parrilla!

  1. CIORBĂ DE BURTĂ

Uno de los platos más especiales, pero también el más difícil de preparar, de la categoría de sopas, Ciorba de burtă es conocida por ser un gran remedio para la resaca y definitivamente es uno de los favoritos entre los habitantes locales. Hecha con callos de ternera hervida y verduras y servida con crema agria, vinagre y mujdei, esta sopa es ácida, picante y tiene la textura aterciopelada que hará que la ames o la odies.

  1. PAPANAŞI

Cuando se trata de postres, Papanaşi es lo primero que debe probar en su viaje a Bucarest. Estas rosquillas fritas hechas con requesón y rellenas de crema dulce están cubiertas con mermelada de bayas y son el sueño de cualquiera que sea goloso. No son tan fáciles de hacer, así que si no te gustaron en el primer intento, asegúrate de volver a probarlos en otro lugar.

Las bebidas de Rumania

  1. ŢUICĂ

La bebida nacional de Rumanía es un brandy fuerte elaborado con ciruelas fermentadas. Tradicionalmente, la gente lo bebe antes de una comida como aperitivo. Țuică es bastante fuerte, contiene entre 40-55% de alcohol por volumen y está preparada solo con ciruelas. Curiosamente, cuando los rumanos quieran hacer un brindis, lo harán con una copa pequeña de Țuică en lugar de vino. Otras variedades de Țuică son Pălinca y Rachiul.

  1. VIN

Rumania es el sexto productor de vino de Europa, una tradición de la que el país se enorgullece. Los vinos rumanos se remontan a 6000 años, por lo que este es un arte que los rumanos realmente han perfeccionado a lo largo de los milenios. Rumania produce una amplia gama de variedades locales (Fetească, Grasă y Tamâioasă) pero también universales (Riesling, Merlot, Sauvignon blanc, Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Muscat Ottonel).

  1. BERE

La cerveza tampoco es algo que venga a la mente cuando se piensa en Rumania, pero el país tiene una gran variedad de deliciosas cervezas, incluidas las artesanales. Una de las cervezas más clásicas de Rumanía es Timişoreana, fundada en 1718.

  1. SOCATĂ

Socata es un refresco tradicional rumano elaborado con las flores del arbusto de saúco europeo. Puede ser sin alcohol o, por lo general, poco alcohólico, y puede ser carbonatado o no carbonatado. Se produce por fermentación natural de flores de saúco en una solución de limón y azúcar o miel. Socata se puede preparar a principios del verano con flores recién cortadas o durante todo el año a partir de flores secas.

Fuente de información:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share