URBANISMO EN BUCAREST

En noviembre decidimos organizar una videoconferencia sobre un tema complejo como el urbanismo después de que a principios de este año el alcalde de la Capital decidiera suspender los PUZ sectoriales (Planes Urbanos Zonales) en 5 de los 6 sectores de Bucarest, tema sobre el que escribimos un artículo en la Revista a principios de este año y al que también contribuyeron los invitados a nuestra videoconferencia:

  • Bogdan Suditu, doctor profesor asociado de la Universidad de Bucarest, experto en planificación urbana y Presidente de la Comisión técnica de urbanismo y ordenación del territorio del Ayuntamiento de Bucarest,
  • Alina Nica, abogada del Bufete de Abogados “Ionescu y Sava”, con experiencia práctica en derecho administrativo, derecho europeo, litigio mercantil y civil,
  • Alfredo Biosca, socio director de Kickland Romania, siendo este un arquitecto inscrito en la Orden de Arquitectos de Rumanía que participó en la elaboración del primer intento de crear un Plan General Urbano para Bucarest.

La discusión partió de la difícil situación a la que se enfrentan los inversores inmobiliarios en Bucarest, es decir la suspensión de los PUZ para los sectores 2-6 a principios de este año, pero también de la situación general del urbanismo en Bucarest, que carece de un Plan General Urbano.

________________________

Bogdan Suditu, en su calidad de experto en planificación urbanística, afirma que como disciplina “el urbanismo intenta resolver los problemas de organización de una ciudad, haciéndola funcional, destacado fortalezas y eliminado disfuncionalidades. Dicho de otro modo, haciéndola sostenible y fácil de vivir”. En este sentido, señala que existen indicadores que confirman cuando una ciudad es sostenible, además de ejemplos de ciudades altamente funcionales; sin embargo, desgraciadamente, hoy por hoy Bucarest no lo es.

B. Suditu refirió asimismo a numerosos ejemplos de ciudades que, dentro del entorno europeo, ofrecen un modelo de urbanismo funcional y en cierta medida sostenible. Reconoce su admiración por el modelo francés, que conoce bien; pero también ha destacado el extraordinario ejemplo de Barcelona, o incluso las políticas de planificación urbana que se han seguido en España en los últimos años.

Suditu insiste en que “El urbanismo es el arte de negociar entre el interés público y el interés privado”. En su opinión, lo que ocurre actualmente en Bucarest es que la presión ejercida por los intereses privados en los últimos 30 años ha resultado en una pérdida de equilibrio, con menosprecio evidente hacia el interés público. El desarrollo urbano basado en la preponderancia de los intereses particulares ha generado carencias en infraestructuras y en la coherencia urbanística.

B. Suditu critica el déficit en la aplicación de las normativas legales aplicables, señalando, por un lado, el olvido generalizado de las autoridades locales en el reparto de los costes de la infraestructura con el inversor privado, o la debilidad de las administraciones públicas locales para aplicar las previsiones de planificación urbana (PUZ, Plan Urbanístico General – PUG, PUD – Plan Urbanístico de Detalle). Como ejemplos de déficit claro de una correcta planificación urbana menciona los barrios periféricos que se han desarrollado a las afueras de Bucarest (ej. Chiajna, Popești-Leordeni).

En conclusión, Bogdan Suditu confirma la necesidad actual de recalcular el interés público y establecer unas directrices más coherentes para un desarrollo urbano funcional y respetuoso con las personas y el medio ambiente.

__________________________

Alina Nica, en su calidad de abogada especialista en cuestiones urbanísticas, precisa que la realidad jurídica de los diferentes sectores de Bucarest es desigual. Mientras que para los sectores 2 a 5 la nueva normativa aplicable prevé la derogación de los planes urbanísticos zonales coordinadores, esta situación no ocurre en el sector 1 donde nunca existió una norma equivalente. En este caso concreto, siempre ha sido de aplicación el Plan Urbanístico General (PUG), aprobado en 2000.

Otra situación particular la constituye el sector 6 en la que, en opinión de A. Nica, el contenido de la decisión de suspensión refiere únicamente a las modificaciones introducidas al plan coordinador aprobado en 2013, por lo que para el caso particular del sector 6 sí habría un PUZ en vigor, al que, sin embargo, no serían de aplicación las sucesivas enmiendas introducidas con posterioridad a su entrada en vigor.

Nica precisa que la polémica decisión adoptada por la Primaria Generala no afecta a aquellas inversiones iniciadas con anterioridad a la suspensión de los PUZs, La tramitación en plazo de un Certificado de Urbanismo para construir asegura al inversor privado la validez de la documentación que a raíz del mismo se genere. En concreto, A. Nica subraya: “Para las inversiones iniciadas antes de la suspensión, existen disposiciones en la legislación que regulan el hecho de que, si bien las PUZs pueden dejar de ser válidos en diversas formas, como es el caso de esta suspensión, seguirán siendo válidos para quienes hayan comenzado a autorizar durante su vigencia – inversiones para las que ya se obtuvo un certificado de urbanismo con base en estas PUZ suspendidas producen efectos y pueden capitalizarse, y las inversiones pueden concretarse.” Asimismo precisa que dicha suspensión no deberá afectar a los proyectos en los que se desarrolle un interés público conforme a las aclaraciones realizadas por el Consiliul General al Municipiului Bucuresti en fecha de 1.09.2021.

En conclusión, la abogada de “Ionescu si Sava”, considera que a pesar de estas suspensiones todavía existe espacio para el desarrollo de la iniciativa privada. La característica del ordenamiento jurídico como sistema completo siempre permite abordar los problemas existentes desde nuevas perspectivas, pero que estas, en la situación actual, dependen de un análisis particular y pormenorizado de cada proyecto.

El mercado sigue dando claras señales de crecimiento y aunque el trámite de las autorizaciones se haya convertido en proceso más arduo aún, del que ya existía con anterioridad, el contexto económico actual no debería desinhibir a los inversores, principalmente, en lo que se refiere a proyectos de calidad.

_______________________

Alfredo Biosca, en calidad de arquitecto, considera que actualmente en Bucarest existe el deseo político de revisar y redireccionar las repercusiones urbanísticas de proyectos inmobiliarios de cierta envergadura y pronostica que esta situación no cambie a corto plazo. Señala además que, conforme a la legislación actual, la autorización de proyectos de construcción cuya superficie supere los 3.000 m2 o cuya localización está en zona protegida, obliga a la previa tramitación de un PUZ, con las dificultades que esto lleva aparejado.

En opinión de A. Biosca, como profesional con una larga experiencia en el sector, no existe realidad carente de crítica y que el desarrollo urbano tiene una vinculación directa con la historia, que no es más que parte de su encanto y reflejo de su idiosincrasia.  De sus palabras se desprende la idea que Bucarest es una ciudad compleja que ha pasado etapas completamente contradictorias e incluso antagónicas, como lo fue el comunismo respecto del momento actual. La falta de uniformidad que caracteriza a Bucarest, aunque es evidente que genera una sensación de caos, es parte de su idiosincracia y no deberia impedir su progreso y desarrollo. 

En los años que A. Biosca trabajó en el desarrollo del PUG de Bucarest, solicitó dos elementos fundamentales, desde su punto de vista: la creación de una agencia de desarrollo urbano, como existe en todas las ciudades desarrolladas del mundo, y la unidad en nivel de liderazgo (Bucarest con 7 alcaldes, por ejemplo). Pero considera que estas cosas no se lograron por falta de interes a cambiar el estatus quo, lo que afecta el desarrollo de la ciudad e, implícitamente, la vida de sus habitantes.

Agregó que la ciudad debe desarrollarse dentro de la ciudad, porque aún no está terminada y todavía hay espacio para el desarrollo “dentro de sus límites”. Además, el desarrollo debe hacerse de acuerdo con las necesidades: si la mayoría de la población vive en el suroeste, los edificios de oficinas no deben concentrarse en el nordeste de la Capital, donde no los medios de transporte público son más escasos.

Alfredo Biosca concluye que la suspensión de las PUZs de los sectores 2-6 solo trae incertidumbre y esto no ayuda a la confianza necesaria para la inversión en el desarrollo de nuevos proyectos que generan puestos de trabajo y riqueza.

Puede ver la videoconferencia completa en nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCgMMbb6-0A-jFPg8akUCbtg.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share