ANÁLISIS DEL IMPACTO ECONÓMICO DE LA GUERRA EN UCRANIA


La tensa situación surgida resultado de la invasión de Ucrania da paso una serie de interrogantes de difícil resolución y cuyas respuestas pueden afectar a nuestras vidas y a negocios en Rumanía de forma transcendental.

Como valoración preliminar, entendemos como muy positiva la respuesta unánime de la sociedad europea condenando el abuso de la autocracia rusa frente a las aspiraciones del pueblo ucraniano. Nunca antes Europa fue tan Europa. Nunca antes nada llamó a la unidad europea con tanta fuerza. Dicho de otra forma, el horror a la guerra nos ha servido a todos para reforzar nuestra identidad común, entendida como una reafirmación de nuestros valores y principios en todo el espacio geográfico de la Unión Europea, en detrimento del riesgo creciente del aumento de los nacionalismos y nepotismo. 

Ahora bien, este giro histórico también viene acompañado de un alto grado de incertidumbre sobre el sentido de su futura resolución. La escalada de tensión entre bloques, el resurgir de la amenaza nuclear, el encarecimiento de los combustibles y la inflación de los precios, el enorme flujo de refugiados en búsqueda de nuevo acomodo – todas estas son cuestiones de peso que por sí solas podrían generar una influencia muy negativa en el seno de la convivencia de nuestra sociedad. Además, y por añadido, no podemos olvidar las consecuencias que resultan de un factor tan decisivo en nuestros días como lo es la valoración por la opinión pública de la información generada por cada uno de los bandos en su intento de ganar mediáticamente la guerra. Un cambio sobre la percepción puede hacer que el sentimiento inicial de cohesión social se resquebraje añadiendo a la lista actual de problemas, el creciente mal estar de la sociedad.

Momentos como el actual hace que el análisis de la situación presente parezca más complicado de entrever que aquello que haya de venir. Esto es: en el supuesto de confrontarnos con la derrota militar de Ucrania o el enquistamiento del conflicto, nuestra sociedad deberá asumir la situación de política de bloques, el fenómeno de la inmigración y el sobrecoste de la energía como males endémicos o estructurales. Por el contrario, si la situación subsiguiente a la guerra se resuelve con un balance político favorable a los intereses occidentales, es probable que, en el corto plazo, Ucrania se convierta en una nueva gran área de influencia para nuestras sociedades, obteniendo con ello grandes beneficios, entendidos como recursos y posibilidades de inversión. Todo ello dicho, no obstante, sin olvidar la posibilidad que el desarrollo del conflicto y las presiones internacionales no nos lleven a cualquier resolución que se sitúe la nueva paz en otro punto intermediario.     

En este contexto, consideramos que nuestra Asociación debe jugar un papel fundamental ayudando, como hasta la fecha, al análisis y desarrollo de los intereses comerciales y económicos españoles en Rumania y de nuestros asociados, así como, apoyando el espíritu de solidaridad entre nosotros.

Ahora que las medidas para evitar la transmisión del virus COVID parecen habernos dejado remanso, animamos a todos nuestros asociados a participar en nuestros eventos y a promover y a colaborar en todas las iniciativas que ayuden a mejorar sus perspectivas económicas y desarrollar el potencial de sus empleados en contacto con sus competidores. Nuestra Asociación sigue trabajando por el interés general de todos los socios y esperando estar siempre a la altura de vuestras expectativas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share