INVERTIR EN RUMANÍA

Parte I: datos generales


Abrir un negocio en los estados miembros de la Unión Europea puede ser una gran oportunidad económica, y Rumanía no es una excepción. Este país agrupa hoy algunas de las oportunidades comerciales más prometedoras que puede ofrecer la Unión, como una de las economías más competitivas y dinámicas: Rumanía ofrece un entorno floreciente para las inversiones debido a su economía en crecimiento, sus vastos recursos naturales y debido al gran mercado de consumo que ofrece.

Desde 1990, Rumania ha estado en un proceso permanente de metamorfosis, convirtiéndose en uno de los mercados emergentes más importantes de Europa Central y del Este, atrayendo nuevos negocios e inversiones extranjeras.

Rumanía, el segundo país más grande de Europa Central y del Este y el segundo mercado de la misma zona, después de Polonia, representa una increíble oportunidad de mercado en términos de tamaño (el 9º en EU27, con una superficie de 238,397 km²) y de la población (el 7º en EU27, con 19.3 millones habitantes), ofreciendo a los inversores un importante potencial de mercado.

Miembro clave de la Unión Europea desde 2007 y del OTAN desde 2004, Rumanía ha podido sacar provecho de su ubicación geoestratégica, siendo situada en la encrucijada del sureste y centro de Europa y de dos grandes mercados: la Unión Europea y el Oriente Medio. Está situada en las regiones del norte de un lugar históricamente importante, la provincia de los Balcanes, que bordea el Mar Negro. Rumania comparte fronteras con Hungría, Ucrania y Moldavia al norte, mientras que Serbia y Bulgaria están aproximadamente al sur. Su geografía abarca las playas de sus costas orientales y las montañas de los Cárpatos, que dan paso a colinas, bosques, tierras de cultivo y pueblos rústicos.

Rumanía también está atravesada por tres grandes corredores paneuropeos: el Corredor no. 4 (que conecta el oeste y el este de Europa); el Corredor no. 9, que conecta el norte y el sur del continente y el Corredor no. 7, que facilita la navegación dentro de Europa.

Rumania posee 1/3 del río Danubio, y también se erige como la puerta de entrada más importante al Mar Negro a través del puerto de Constanta, el puerto más grande y profundo del Mar Negro.

Rumania es considerada una economía de ingresos medios-altos. Desde los albores del nuevo milenio en el año 2000, la economía rumana experimentó un cambio de imagen radical, se emancipó de las rígidas garras del régimen comunista y se transformó en una economía liberal caracterizada por la estabilidad macroeconómica, el bajo desempleo y la disminución de la inflación.

Por supuesto, los principales acontecimientos de los últimos dos años han dejado su huella en Rumanía, pero se espera que su economía se recupere positivamente.

Según los últimos datos, Rumanía es la economía 46 del mundo por valor de su PIB y tiene un PIB per cápita de $13,826, indicando que el nivel de vida, como el salario medio de la población, son bajos. El PIB de Rumanía ha crecido un 57 % entre 2010 y 2021. La estructura del PIB rumano se va acercando a la de un país desarrollado, la aportación principal siendo de la agricultura, el comercio y el IT en 2021.

Rumanía es el 6º país de la Unión Europea en cuanto a superficie agrícola (con un 7,75% del total de la UE después de Francia, España, Alemania, Reino Unido y Polonia) y el 5º en superficie arable (después de Francia, España, Alemania y Polonia). En 2021 Rumanía ha sido el 7º productor agrícola de la UE, con una producción total de 16.800 millones de euros.

El país también es rico en recursos naturales, algunos de los más importantes son las tierras agrícolas y los importantes depósitos minerales (por ejemplo, petróleo, gas natural, sal, carbón, oro, etc.). Los suelos en la mayor parte del país son fértiles.

Rumanía tiene un importante y variado potencial turístico. Sus grandes zonas verdes hacen que sea un futuro destino con multitud de atractivos para el turismo de naturaleza, caza y pesca. También aquí se pueden encontrar fortalezas medievales y castillos, monasterios, casas paisanas decoradas en función de lo específico de cada región, y mucho más.

La infraestructura aérea y marítima de Rumanía es desarrollada y en curso de modernización (16 aeropuertos y 23 puertos interiores y marítimos), y la infraestructura vial es en continuo proceso de modernización y adaptación a los estándares de la UE. La infraestructura industrial muy desarrollada, incluido en la industria petrolera y petroquímica, teniendo 50 parques industriales.

Las redes de telefonía móvil en sistemas GSM son muy bien desarrolladas, con una cobertura de más del 90% del país.

Rumanía está disfrutando de generosos esquemas de ayuda estatal y un sistema de impuestos competitivo: uno de los impuestos más bajos, el IVA y el impuesto sobre la renta en la UE (impuesto de sociedades = 16%, IVA = 24%), la exención fiscal sobre las ganancias reinvertidas y la exención del impuesto sobre la renta.

El mercado rumano cuenta con una mano de obra altamente calificada, competitiva, con sólidos conocimientos de tecnología, informática, ingeniería etc. e idiomas extranjeras. La presencia de más de 10 universidades reconocidas facilita la formación profesional y aplicada continua.  Además, el nivel salarial es mucho más bajo al del resto de países que forman la UE en proporción al precio del dinero.

Sobre la facilidad que ofrece el país para hacer negocios, Rumanía se encuentra en el puesto 55 en el ranking Doing Business.

Las inversiones directas de no residentes en Rumanía ascendieron a 7.250 millones de euros en 2021, de los cuales las inversiones de capital (incluido el beneficio reinvertido neto estimado) ascendieron al valor neto de 5.780 millones de euros.

El dinero de los inversores se destinó a todos los sectores de la economía rumana. Los inversores llegaron a Rumania para obtener ganancias, pero su negocio también tuvo una contribución esencial a la modernización de la economía rumana y su integración europea.

En los últimos años, los inversores extranjeros se han dado cuenta de que Rumanía es un mercado de consumo fuerte y han orientado la tendencia inversora hacia el consumo masivo desarrollando proyectos principalmente en el campo de los servicios, las IT&C, la investigación y el desarrollo y la innovación tecnológica.

Bucarest es la capital del país y la ciudad donde se encuentran la administración central y las sedes de la mayoría de las multinacionales. Es la localidad más grande, con más de 2 millones de habitantes. Además, hay otras ciudades importantes para los negocios: Cluj-Napoca, Iasi, Timisoara, Brasov y Constanta. Estas ciudades son el destino de casi el 70% de todos los proyectos de IED en 2021, lo que demuestra claramente la preferencia de los inversionistas extranjeros por las localidades grandes y desarrolladas.

Al ser parte de la Unión Europea, Rumanía tiene acceso a fondos destinados al desarrollo de los países miembros (fondos europeos). Rumanía tiene varios acuerdos bilaterales con 177 países y relaciones diplomáticas y ha firmado acuerdos de libre comercio con otros países de la UE. También es miembra de las NN.UU. y otras organizaciones internacionales: la OSCE, la OMC, el Consejo de Europa, la Organización Internacional de la Francofonia etc. y tratados de libre comercio con países de la UE, EFTA, CEFTA.

En próximas ediciones hablaremos sobre lo que significa vivir en Rumania, obtener la ciudadanía y abrir un negocio aquí, sobre los tipos de empresas que se pueden establecer en Rumania, aspectos fiscales, los campos del mercado más rentables, etc.

Fuente de información:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share