LA BALANZA COMERCIAL ESPAÑA – RUMANÍA

 


Después de 1990, las relaciones comerciales rumano-españolas tuvieron una evolución ascendente. De un volumen comercial de 50 millones de dólares en 1990, el comercio alcanzó los 245 millones de dólares en 2000. Continuando con la tendencia creciente del comercio entre Rumanía y España manifestada en los últimos 10 años, en 2019 se registró un nuevo récord de comercio bilateral, alcanzando el nivel de 4.5 millones de euros (aumento del 4,51% respecto a finales de 2018), aunque ha bajado considerablemente a 3.5 millones de euros en 2020 por la crisis.

España es el duodécimo socio comercial de Rumanía a nivel mundial y el décimo entre los estados miembros de la UE, con una participación del 2,91% en el comercio exterior total de Rumanía.

El saldo comercial es positivo para España, y las exportaciones están diversificadas por sectores, siendo la automoción el más importante. Las importaciones de Rumanía también están diversificadas, pero con una mayor concentración en automóviles y agricultura.

En 2020 el impacto de la crisis ha sido muy considerable para el comercio: Las exportaciones españolas se han contraído un 21% y las importaciones desde Rumanía un 10%. El saldo sigue siendo positivo en 108,76 millones de euros pero se ha reducido muy considerablemente durante la crisis.

 

Comercio bilateral

En 2020, el volumen total del comercio bilateral fue de 3.8 millones de euros, un 15,14% menos que en 2019, en el contexto de la pandemia Covid-19. España ocupa el 11º lugar en el top de países socios de exportación de Rumanía y el 13º lugar en el top de países socios de importación de Rumanía:

  • las exportaciones rumanas a España totalizaron más de 1.8 millones de euros, un 12,6% menos en comparación con 2019, lo que representa el 2,95% de las exportaciones totales (el 11º lugar)
  • las importaciones de productos españoles en Rumanía superaron los 1.9 millones de euros, un 17,35% menos que en 2019, lo que representa el 2,47% de las importaciones totales (el 13º lugar)
  • la balanza comercial registró un déficit de 157,25 millones de euros para la parte rumana, disminuyendo en comparación con el déficit de 310,91 millones de euros a finales de 2019; para la parte española, el superávit comercial en 2020 sigue siendo positivo, en 108,76 millones de euros, lo que supone un descenso importante con respecto al valor registrado en 2019 de 404 millones de euros, pero justificado por las medidas adoptadas para contener la pandemia.

Los principales sectores exportadores de Rumanía a España en 2020 son: máquinas, aparatos y equipos eléctricos (22%); vehículos y medios de transporte (16,2%); textiles y sus manufacturas (10,4%). Rumanía es el 26º mayor mercado para las exportaciones de España.

Los sectores en los que se han concentrado principalmente las exportaciones españolas en el año 2020 han sido: vehículos, automóviles, tractores (17,57%), máquinas y aparatos mecánicos (11%), carnes y despojos comestibles (8,4%), aparatos y material eléctrico (7,18%), prendas de vestir, no de punto (4,6%).

Intercambios de servicios

Según las estadísticas del Banco Nacional Rumano, el comercio de servicios entre Rumanía y España ascendió a 1,14 mil millones de euros al 31 de diciembre de 2020, un 30% menos que en 2019.

  • las exportaciones rumanas de servicios a España ascendieron a 809,5 millones de euros, de los cuales el 70% son exportaciones de servicios de transporte
  • las importaciones ascendieron a 334,6 millones de euros, de los cuales el 30% son servicios turísticos
  • el saldo de servicios muestra un superávit de 474,9 millones de euros para la parte rumana.

 

Inversiones rumanas en España

El importe neto de los flujos de inversión rumanos en España en el período 1993-2020 fue de aprox. 34,5 millones de euros. El saldo de inversiones directas de Rumanía en el exterior en 2019 ascendió a 2.1 millones de euros. Rumanía invirtió 31 millones de euros en España, en sectores como construcción de edificios, actividades de construcción especializada, ingeniería civil, comercio al por menor, transporte terrestre y servicios de comida y bebidas. 

Pero existen inversiones indirectas importantes como la de la empresa rumana DIGI MOBIL, que cuenta con 1,4 millones de clientes en España a través de la sociedad holandesa DIGI Communications NV. También es destacable la inversión del empresario Ion Tiriac en el Open Mutua Madrileña de Tenis.

Los rumanos representan la segunda comunidad más grande de profesionales extranjeros registrados como PFA en España, con más de 41.500 personas. Hay muchas empresas españolas (microempresas y pymes) creadas por empresarios rumanos, especialmente en el contexto de proporcionar productos / servicios para la comunidad rumana en España, en sectores como: construcción y materiales de construcción, transporte de coches, consultoría profesional, medios de comunicación, restauración y alimentación, distribución, etc.

 

Inversiones españolas en Rumanía

Según los últimos datos publicados por la ONRC (Oficina Nacional de Registro Mercantil), a 31 de diciembre de 2020 estaban registradas en Rumanía 6.223 empresas con participación de capital español por un importe total de 1.7 millones de euros. España ocupa el 8º lugar en el ranking de países de origen de inversores extranjeros en Rumanía, con una participación del 3,84% en el capital extranjero total. España ocupaba el 13º lugar en el ranking de los países inversores en Rumanía en 2019. 

El Registro de Comercio rumano nos presenta la estructura por ámbitos de actividad del capital social suscrito español. Del total, estaba destinado a la construcción de edificios un 23% del total,al comercio al por menor (excepto vehículos a motor y motocicletas) un 17,25%, al suministro de energía eléctrica un 16,58%, a la dfabricación de productos de caucho y plásticos un 9%, a la fabricación de productos metálicos , excepto maquinaria y equipo, un 7,47%, a la fabricación de productos minerales no metálicos un 3,93% y a la extracción de crudo y gas natural un 3,11%. El resto de inversiones españolas se dirigieron a servicios de arquitectura, transporte terrestre y por tubería, almacenamiento de actividades anexas al transporte, industria maderera y corcho, con valores comprendidos entre el 3% y el 1%.

Entre los principales inversores con capital español en Rumanía encontramos unos miembros de ASEMER – Asociación de Empresas Españolas en Rumanía: Grupo Prasa Romania SRL y Hercesa Internacional. Otros grandes inversores son EDPR Romania SRL, Iberdrola Renovables Energia S.A., Cernavoda Power SA, Peştera Wind Farm SA, VS Wind Farm S.A. – la producción de electricidad; Repsol Băicoi SRL, Repsol Târgoviște SRL – extracción de petróleo crudo; Avante Espacia S.L., Gran Via Romania SA – construcción / promoción inmobiliaria (promoción); Faurecia Romania SRL – repuestos y accesorios para automóviles, entre otros.

Con una economía en constante crecimienta, Rumanía cuenta con una fuerza laboral competitiva y talentos altamente calificados y es una de los destinos de inversión más atractivos en Europa Central y Oriental. Los sectores de manufactura, servicios financieros y comercio son responsables de más de la mitad de las acciones de IED de Rumanía. Este país ha atraído algunos de los jugadores más importantes del mundo, en varios sectores, y estos tienen sus historias de éxito, comprobando que Rumanía es un sitio importante para invertir.

 

Fuente de información:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share