ENTREVISTA

ELENA STĂNCULESCU

Coordinadora ejecutiva ASEMER

1. Cuéntanos algunas palabras sobre ti.

Mi nombre es Elena Stănculescu, soy la coordinadora ejecutiva de la Asociación de Empresas Españolas en Rumanía. Soy madre de dos niños, Albert y Eric, y me apasionan mucho los viajes, la fotografía y los idiomas extranjeros.

Obtuve mi licenciatura y maestría en la Academia de Estudios Económicos de Bucarest, siendo economista especializado en administración de empresas, como resultado de graduarme de la Facultad de Administración de Empresas, sección de inglés. Además de esto, también tomé cursos en la Facultad de Derecho y muchos otros independientes (especialmente en el campo del emprendimiento), siempre con afán de conocimiento y desarrollo personal.

Desde la escuela secundaria quería experimentar con varios trabajos, ser lo más económicamente independiente posible y conocer tantos diferentes areas de trabajo como fuera posible. Tenía la esperanza de decidir rápidamente qué camino me gustaría tomar el resto de mi vida, y después de muchos años, tenía claro que el trabajo por cuenta propia (donde podía organizarme y tomar decisiones rápidamente), el espíritu empresarial, y la combinación de las tareas cotidianas con las creativas (organización de eventos, fotografía, etc.) me brindan la mayor satisfacción.

2. ¿Qué te determinó a unirte al equipo de ASEMER y qué puedes notar sobre tu experiencia hasta el momento dentro de la Asociación?

Después de pasar por una experiencia traumática con el nacimiento de mi segundo hijo, decidí que no continuaría haciendo nada que no me brindara alegría y satisfacción. Consideré necesario comenzar por renunciar al puesto de Gerente Administrativo de Proyectos dentro de una empresa importante en el campo del mantenimiento y buscar un nuevo puesto dentro de una organización donde puedan tener una contribución significativa, donde puedan usar varios idiomas extranjeros, donde puedo ser más creativa y siempre puedo aprender algo nuevo o conocer a una persona interesante.

Casualmente, vi en LinkedIn el anuncio de que ASEMER está buscando un hispanohablante para hacerse cargo de las tareas administrativas de la Asociación. Siendo no solo un amante de este maravilloso idioma, que durante muchos años quise poder utilizar en el trabajo en lugar del inglés y el francés, sino también de la cultura, de la gente amable, de los paisajes tan variados que no puedo esperar para capturarlos con mi cámara, rica historia, decidí pedir más información sobre esta posición. En poco tiempo presenté mi CV, luego ambas entrevistas telefónicas anduvieron muy bien, y la reunión con el Presidente y el Vicepresidente de la Asociación – Emilio Luque y Juan Morales – me convenció de que había tomado la decisión correcta al postularme para este puesto.

No creo que nada sea casual, así que encontré exactamente lo que había deseado como trabajo, o me encontró justo a tiempo, llegando con gente maravillosa, muchos desafíos y obstáculos, pero también hermosos resultados y muchos proyectos futuros. Con un poco de apoyo, creo que ASEMER tendrá un futuro con muchos nuevos logros y proyectos para sus miembros.

3. ¿Cuándo escuchaste español por primera vez y por qué decidiste aprenderlo? ¿Qué es lo que consideras más difícil del español?

El español es el segundo idioma extranjero que traté de aprender, después que a los 4 años ya sabía inglés. Pero en la primera mitad de la década de 1990, no había clases de español en guarderías y escuelas, así que cuando entré a la escuela, aprendí francés. En cambio, las innumerables telenovelas sudamericanas que estaban presentes en muchas de las estaciones de televisión rumanas y la música en español me dieron ganas de hablarlo y también me ayudaron a establecer conexiones entre él y el idioma rumano. Recuerdo con mucho cariño cuando tarareaba las canciones de Enrique Iglesias o Ricky Martin y me fascinaba la belleza de este idioma y me propuse aprender por mi cuenta lo mejor que pude, utilizando una guía rápida de rumano-español. Fue solo en la universidad que tomé cursos opcionales de español, porque quería asegurarme de que lo que aprendía fuera correcto.

También en la universidad tuve la oportunidad de conocer a muchos estudiantes extranjeros de todos los continentes, hacer amigos y aprender muchas cosas nuevas sobre diferentes culturas. También recibíamos regularmente a estudiantes Erasmus, muchos de ellos de Europa, incluida España. Así que tuve la oportunidad de practicar español con ellos también.

Desde mi punto de vista, siendo rumano, el español es un idioma fácil. Todos los idiomas de origen latino me parecen ligeros y hermosos. Me resulta más difícil que un extranjero entienda catalán, pero no imposible. La gramática no es nada difícil, especialmente si la comparara con el alemán, que estudié en la universidad. Además, el español es melodioso y es un placer escuchar los nativos hablarlo.

4.- ¿Has visitado alguna vez España y qué ciudad más exactamente visitaste? ¿Qué es lo que más que te gustó? Tienes ganas de regresar?

Tuve la oportunidad de visitar España, más precisamente ciudades de la Comunidad Valenciana y Comunidad Catalunya. Hay más por venir, pero todavía no tengo un plan, Madrid será el primero, y luego ciudades como Ronda, Granada, Sevilla e islas como Gran Canaria, por ejemplo.

Hace muchos años decidí que Barcelona es mi ciudad favorita de España, simplemente estudiando Google Maps. Está situada entre el mar y la montaña (lo cual es ideal para mí), tiene una arquitectura preciosa (me encanta el arte y la belleza, y Antoni Gaudí es uno de mis arquitectos favoritos – pero toda la ciudad tiene tesoros escondidos que vale la pena descubrir), es una ciudad animada y colorida, ofrece muchas oportunidades de ocio (solo, con su ser querido, con niños), tiene una muy buena infraestructura y es fácil moverse sin ayuda en la ciudad, es limpia, la gente son muy amigables. En definitiva, es una ciudad donde viviría al menos unos años si tuviera la oportunidad y disfrutaría cada momento descubriendo lo que tiene para ofrecer.

Me encanta la montaña y el mar por igual, por lo que cualquier lugar de España puede ofrecer la oportunidad de visitar algo nuevo. Soy más de la persona que busca descubrir la historia, la arquitectura del lugar, pasear por museos y castillos, probar la gastronomía local, vivir la música y las tradiciones, y menos relajarse en la playa. ¿Quién tiene tiempo para sentarse cuando hay tanto que ver y hacer? Nunca tengo suficiente tiempo para aprender todas las cosas importantes sobre un lugar recién descubierto. Por eso creo que España merece unos años de visitas y tiempo para entenderla y admirarla.

5.- ¿Cómo ves a España en el contexto de la Unión Europea?

España es un país que tiene mucho que ofrecer al mundo. Tiene recursos suficientes para estar al frente en muchas categorías. Y creo que fue bien después de entrar en la UE, después de la caída del régimen dictatorial de Franco, con resultados visiblemente buenos. Obviamente, como muchos países, enfrenta dificultades en varios niveles, ya sea político, económico o social, especialmente en el contexto de la recuperación de la pandemia de COVID-19. Pero el problema más notable para mí es la división entre las regiones de España. Considero que los ciudadanos del país deben estar unidos por un objetivo común, independientemente de la región de donde provengan.

Durante mis vacaciones en la región de Catalunya, noté que la gente está muy orgullosa de ser catalana y de hablar catalán, de enarbolar la bandera catalana, de promover la historia de la región y de todas las hermosas ciudades de Catalunya. Pero creo que deberían estar igual de orgullosos de ser “españoles”, y que la lengua “castellana” es tan bonita como la “catalana”, toda España es tan bonita como Catalunya etc.

Creo que un ejemplo que los españoles deberían tomar de los rumanos es precisamente este, el orgullo de formar parte de Rumanía, sea para bien o para mal, independientemente de la región de la que provenga cada uno (Transilvania, Muntenia, Moldova, etc.): el orgullo de que fueron dirigidos por personas valientes y políticamente hábiles que han luchado por la Unión de todas las regiones durante siglos; el orgullo de tener muchas tradiciones antiguas y aún respetadas; el orgullo de tener un país rico en recursos y lleno de tesoros: las montañas de los Cárpatos, el delta del Danubio, ciudades incluidas en el Patrimonio de la Unesco, etc.

¡Creo que solo cuando un pueblo está realmente unido y luchando por un mismo ideal, sus deseos y metas se realizarán!

6.- ¿Crees que la relación entre Rumania y España será una relación a largo plazo?

Creo que la relación entre Rumanía y España está sólo al principio del camino, en el verdadero sentido de la palabra. Sigo las acciones de la Embajadora Gabriela Dancau y de los cónsules de Rumania en España y me alegro de todos sus logros, que pretenden acercar a los dos países. Pero la mayoría de los méritos los tienen los ciudadanos rumanos establecidos allí.

Muchos rumanos en España consideran este país como su “hogar”, dejando atrás Rumanía, sus casas ancestrales y herencias. Muchos de ellos se han integrado tan bien que se consideran quizás españoles y trabajan codo con codo con ellos, contribuyendo al desarrollo de la sociedad y la economía españolas. Por tanto, espero que pronto se conceda la doble nacionalidad rumana-española y, así, se resuelva la situación de muchos rumanos que emigraron a España.

Rumanía y España son similares en muchos aspectos: son países latinos cultural y lingüísticamente unidos, con innumerables objetivos comunes y, por lo tanto, creo que se debe trabajar mucho para desarrollar relaciones bilaterales entre los dos países, porque hay oportunidades en ambos lados.

7.- ¿Que es lo más interesante que encuentras tú de España?

Lo más interesante es la forma en que al menos algunos españoles viven su vida. Parecen más relajados, con un ritmo de vida más lento, hay personas que disfrutan más el momento y que sonríen más a menudo. Lo cual creo que es algo bueno, porque los rumanos (de la ciudad, en particular) a menudo fruncen el ceño y siempre parecen huir, pensando y olvidándose de darse tiempo, reír y disfrutar lo que tienen en sus vidas.

Una cosa que me llamó la atención en España fue que, en las regiones que visité, en los pueblos pequeños, es normal que los negocios tomen un descanso a las 13:00, pero como extranjero no sabes lo que está pasando y si no tienes comida en casa, es posible que no vas a comer durante varias horas hasta que abra una tienda o restaurante. Los únicos que tenían tiendas abiertas eran los árabes y los chinos, y a veces incluso encontrabas un restaurante rumano abierto allí. Si tenías suerte. Posteriormente, los negocios reabiertan alrededor de las 16:00 y todo vuelve a la normalidad.

Una cosa que me gustó mucho es la forma en que los españoles disfrutan de todas esas “fiestas” que tienen y cómo las celebran. Por ejemplo, en algunos pueblos pequeños, la gente está acostumbrada a comer en las calles principales y celebrar con comida y bebida con sus vecinos, bailar y cantar, y quedarse hasta tarde a celebrar. Esta es una acción que une a las personas y les ayuda a conocerse mejor y conectarse como comunidad.

Creo que tenemos mucho que aprender de los españoles, entre ellos un mayor cuidado de la salud – es bien sabido que los españoles viven más y comen más sano (la famosa dieta mediterránea), caminan más y pasan más tiempo al aire libre.

1 comment

  1. „Las relaciones entre Rumania y España están solo al principio del camino” – Știri noi

    […] ​”La relación entre Rumanía y España está sólo al principio del camino, en el verdadero sentido de la palabra. Sigo las acciones de la Embajadora Gabriela Dancau y de los cónsules de Rumania en España y me alegro de todas sus logros, que pretenden acercar a los dos países. Pero la mayoría de los méritos los tienen los ciudadanos rumanos establecidos allí”, explica Elena Stănculescu, coordinadora ejecutiva de la Asociación de Empresas Españolas en Rumania (ASEMER). […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share